Cuenta Corriente Tradicional

Una cuenta corriente tradicional es una de las formas más simples de poder realizar operaciones financieras sin mayores cotos y beneficios. Sin duda, en la actualidad es algo imposible dejar de lado los bancos y las facilidades que nos ofrecen para gestionar nuestro dinero y todo aquello relacionado con él, por eso mismo, obtener un buen respaldo, y una liquidez necesaria para las transacciones comerciales y personal, con alto grado de agilidad y con unos niveles de seguridad aptos, son aquellos aspectos que más deben preocupar a los futuros clientes de bancos.

Cuenta corriente tradicional del BBVA

Por eso, la Cuenta Corriente Tradicional de BBVA es una buena opción ya que cumple todos esos estándares y además también tiene como puntos fuertes otros beneficios y características que deberías conocer. Por ejemplo no exige un saldo mínimo en la cuenta, y el monto mínimo de apertura es de $200.000. Para conseguir facilidad a la hora de operar con la Cuenta Corriente Tradicional, se puede disponer de Tarjeta de Débito Electrón (características de la tarjeta) y chequeras de 10, 40 o 100 cheques, por si eres de los que te gustan más que las tarjetas.

Con esta Cuenta Corriente Tradicional te será tremendamente fácil darte de alta sin ningún problema, ya que podrás hacerlo en el momento en alguna de la extensa red de oficinas de BBVA, solo aportando la fotocopia de tu documento de identidad, la declaración de la renta, estados financieros, contratos y certificados varios. La apertura se realizará de forma rápida y eficiente.

De igual forma, en caso de pérdida, la Cuenta Corriente Tradicional cuenta con un servicio urgente para poder avisar y reponer de forma rápida el plástico en la oficina más próxima. Si quieres operar con seguridad y facilidad, esta es una de las Cuentas Corrientes con mayores garantías y que te dará como resultado una gestión tranquila de tus operaciones.

Califica este banco/producto

Deja tu comentario!

*